Cuatro tipos de personas

El fin de semana pasado, durante el puente del Primero de Mayo, estuve echando una mano en un stand en la 48 Feria del Libro de Valladolid. Fue una experiencia divertida, hablando con diferentes autores y compañeros de stand.

Pero también hubo muchos tiempos “muertos”, ratos en los que no había ninguna persona paseando o interesándose por nuestros libros. No favoreció los resultados de la Feria que desde el viernes hasta el domingo estuviese lloviendo. De hecho, el domingo por la tarde, que es cuando más gente se esperaba y cuando la gente indecisa compra los libros que ha ojeado días antes, llovía tanto que temíamos que se nos iba a caer encima La Cúpula del Milenio.Glyphos

Pues bien, en esos ratos en los que la conversación con tus compañeros de stand decaían, te daba tiempo a observar a la gente que paseaba por la Feria, en muchos casos simplemente pasando el tiempo, sin ningún interés en los libros expuestos. Y esta observación del público llevó a la formulación de una categorización del tipo de persona que atiende esta clase de eventos.

Fue tan simple como ver cómo actuaba la gente respecto a los marcapáginas que teníamos en el stand. Había de varios tipos, casi todos proporcionados por la propia organización. Los había muy bonitos, como el que tenía una ilustración de Paula Bonet, que estuvo firmando libros, y otros más normalitos.

Atendiendo a cómo se comportaba la gente cuando veía disponibles esos marcapáginas, podemos dividir a la población en cuatro tipos:

a.- Aquellos que ignoraban completamente los marcapáginas e incluso el propio stand. Los “paseantes”, que igual pueden estar en una Feria del Libro que en una Feria de Menaje del Hogar.

b.- El segundo tipo son aquellos que se acercan sin mediar palabra, cogen uno, o varios, marcapáginas y se marchan sin ni siquiera echar un vistazo a tus libros.

c. – El tercer tipo se parece al anterior, con la diferencia de que éste disimula. Coge los marcapáginas, pero mira los libros. O se esconde detrás de alguien que esté mirando los libros para sacar una mano de la nada y agarrar cuantos marcapáginas pueda.

d. – El último tipo es el amable y educado. No mira los libros que tienes, pero siempre pregunta si puede coger marcapáginas, y te da las gracias después de elegir los que le gustan o aún no tiene. No compran, pero suelen ser monísimos, porque la gran mayoría son niños.

Como podéis leer, ninguno de los cuatro tipos resulta en una venta. Las personas que compran, van directas a los libros. Miran una portada o un título que les llame la atención, lo abren y leen el índice, y si sigue interesándoles, compran.

Pero son los menos.

Y eso me plantea una gran duda. ¿Para qué quieren los marcapáginas si no compran libros en los que usarlos?

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *