She said, he said: the dialogue

Versión en español tras la versión en inglés.

The dialogue is the conversation of the characters in a narrative, and must keep pace with the action. A dialogue has to fulfill a number of roles within the story, or it may be a dead weight on the development of narrative rhythm. These functions are:

1. Rhythmic function. The dialogue alternates with narration and description, which gives the text a more fluid pace.

2. Plot function. It moves the action forward, causing movement. Following dialogue, something must have changed. It transmits facts and information. It also influences the plot, and because the characters do not say everything, or tell half-truths.

3. Informative function. Discover conflicts and emotional states of the characters.

4. Characterizing function. It reflects the psychology of the character, and his relationship with the other characters and the surrounding environment.

We have three ways to make characters talk:

• Direct Style
• Indirect Style
• Free Indirect Style

The direct style.

In direct style, the narrator transcribes a conversation in an apparently literal way, and indicates the person speaking through communicative verbs, verba dicendi, like saying, but can be removed if the speaker is identified by the context.

But in a dialogue, the information is transmitted not only at language level, what is said, but also contextual and intonation, which can be very difficult to convey in writing. This non-linguistic information should be supplied when trancribing the dialogue. Thus the phrase “That dress looks good on you” change of direction if the speaker is using a sincere intonation, or ironic.

Likewise, repeats and pauses occur which may burden rhythm if we transcribe them. So the dialogue that appears in a story is an ideal reconstruction of a speech, real or imaginary.

The direct style is entered in the account by using the inverted commas. For example:

‘That dress suits you very well,’ said Mary.

Although we could also insert the verb, which convey to the reader a pause in speech:

‘That dress,’ Mary said ‘suits you very well.’

Within the direct style we find the direct free style that conveys the statements of a character without the use of verbs of communication and without the explicit intervention of the narrator. Taken to its extreme, free direct style leads to interior monologue or stream of consciousness.

The indirect style

The indirect style is different from the direct in that are not transcribed verbatim the words spoken by the characters, but reformulated by the narrator. Thus, the example used above would be:

Mary said that the dress was great.

In indirect style preference is given to the interpretation of whom reformulates dialogue, prioritizing content regardless, explicitly, how it was said.

The free indirect style

The free indirect style is a variant of indirect. The difference is the absence of verbs of speech and therefore “that”. It expresses the style content and vocabularies own character, not the narrator.

When we are in front of the free indirect discourse we are presented with the content of the character’s consciousness in the narrator’s voice.

Photos by:
Andrew C.
sanja gjenero
Valeer Vandenbosch

Spanish Edition:

Dijo ella, dijo él: El diálogo.

El diálogo es, ni más ni menos, la conversación de los personajes en una narración, y debe ajustarse al ritmo de la acción. Un diálogo ha de cumplir una serie de funciones dentro del relato, o puede resultar un peso muerto en el desarrollo del ritmo narrativo. Estas funciones son:

1. Función rítmica. El diálogo se alterna con la narración y la descripción, lo que le confiere al texto un ritmo más fluido.

2. Función argumental. Hace que la acción avance, provoca movimiento. Tras un diálogo, algo debe haber cambiado. Transmite hechos e informaciones. Así mismo, influye en la intriga, ya porque los personajes no lo digan todo, o digan medias verdades.

3. Función informativa. Descubrimos conflictos y estados emocionales de los personajes.

4. Función caracterizadora. Refleja la psicología del personaje, y su relación con los otros personajes y el medio que le rodea.

Tenemos tres modos de hacer hablar a los personajes:

• Estilo directo
• Estilo indirecto
• Estilo indirecto libre

El estilo directo.

En el estilo directo, el narrador transcribe una conversación de forma aparentemente literal, y nos indica la persona que está hablando mediante verbos comunicativos, verba dicendi, como decir, aunque puede ser eliminado si el hablante es identificable por el contexto.

Pero en un diálogo, la información se transmite no sólo a nivel lingüístico, lo que se dice, sino también contextual y de entonación, que pueden resultar muy difíciles de transmitir por escrito. Esta información no lingüística la debemos suplir al transcribir el diálogo. Así, la frase “Ese vestido te sienta bien” cambiaría de sentido si el hablante usase una entonación sincera, o una irónica.

Así mismo, se producen repeticiones y pausas que pueden lastrar el ritmo si las transcribiésemos. Por eso, el diálogo que aparece en un relato es una reconstrucción ideal de un discurso, real o imaginario.

El estilo directo se introduce en el relato mediante el uso del guión largo — sin pausa a continuación. Por ejemplo:

—Ese vestido te sienta muy bien —dijo María.

Aunque también podríamos insertar el verbo de diálogo, lo que transmitiría al lector una pausa en el habla:

—Ese vestido —dijo María —te sienta muy bien.

Dentro del estilo directo encontramos el estilo directo libre, que nos transmite los enunciados de un personaje sin el uso de los verbos de comunicación y sin la intervención explícita del narrador. Llevado a su extremo, el estilo directo libre nos lleva al monólogo interior, o stream of consciousness.

El estilo indirecto

El estilo indirecto se diferencia del directo por el hecho de que no se transcriben literalmente las palabras dichas por los personajes, sino reformuladas por el narrador. Así, el ejemplo utilizado anteriormente quedaría:

María dijo que el vestido le quedaba muy bien.

En el estilo indirecto se da preferencia a la interpretación de aquel que reformula el diálogo, dando prioridad al contenido sin tener en cuenta, de manera explícita, el modo en que fue dicho.

El estilo indirecto libre

El estilo indirecto libre es una variante del indirecto. Se diferencia de este por la ausencia de verbos de habla y del consiguiente “que”. Se expresa el contenido con el estilo y vocabularios propios del personaje, y no los del narrador.

Cuando estamos ante el estilo indirecto libre nos encontramos un discurso que presenta el contenido de la conciencia del personaje en voz del narrador.

“Al lado de la noche de donde volvía, la penumbra tibia de la sala le pareció deliciosa… Todo era grato y seguro, sin ese acoso, sin…Pero no quería seguir pensando en la pesadilla… Ya no debía tener tanta fiebre, sentía fresca la cara. Ahora volvía a ganarlo el sueño, a tirarlo despacio hacia abajo. La almohada era tan blanda, y en su garganta afiebrada la frescura del agua mineral. Quizá pudiera descansar de veras, sin las malditas pesadillas. La luz violeta de la lámpara en lo alto se iba apagando poco a poco.” Final de juego, Julio Cortázar.

Fotos de:
Lotus Head

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *